TARTA DE MANZANA 

Hoy quiero endulzaros el día con una tarta de manzana clásica que creo gusta a todo el mundo. A mi ésta tarta siempre me recuerda a Blancanieves. Puede parecer ridículo, pero me encantaba y me encanta el cuento y siempre que pienso en ella, me imagino a Blancanieves haciendo una tarta de manzana mientras llegaban los enanitos de la mina. Hoy no llegaron a casa los 7 enanitos, sino los dos míos y aún con la tarta caliente no han podido resistirse a probarla. A vosotr@s os pasará igual cuando la hagáis. Vamos con la receta que de las miles que hay, creo que es una de las más fáciles y de las que haces de toda la vida en casa. Os dejo los ingredientes...

6 manzanas amarillas
3 huevos
1 vaso de leche
1 vaso de azúcar
1 vaso de harina
1 lámina de hojaldre
Mantequilla
3 cucharadas de mermelada de melocotón
2 cucharadas de agua

Primero untaremos un molde de mantequilla. Extendemos la lamina de hojaldre encima forrando bien el fondo y paredes y reservamos. En el vaso de la batidora trocearemos 4 manzanas, los huevos, la leche y el azúcar. Añadiremos el vaso de harina pero no lleno del todo. Dejaremos como un dedo hasta el borde. Lo trituramos todo hasta que se haga una crema fina. La volcamos encima del hojaldre. Pelamos las otras dos manzanas que nos quedan y las cortamos en media luna finitas que iremos poniendo en círculos concéntricos hasta cubrir toda la crema.




En un bol mezclamos la mermelada con el agua y derretimos en el microondas 30 segundos. Con un pincel de silicona pintamos las manzanas cubriéndolas por completo.



Horneamos durante una hora a 180°. Si veis que se está dorando mucho la superficie, tapadla con papel de aluminio. Cuando esté hecha, dejadla enfriar, desmoldar y lista para comer. ¿Verdad qué es fácil de hacer? Buen provecho!


Comentarios