ARROZ CON COSTILLAS IBÉRICAS Y HABITAS FRESCAS

Hoy domingo, es el día oficial de paella y arroz en casa, verdad?? Pues en la mía también, jjaa...El arroz que he hecho hoy  tiene un ingrediente muy de temporada, unas habitas tiernas que están riquísimas tanto guisadas solas como combinadas con otros alimentos. En este arroz con costillas están buenísimas y le da un toque muy especial de sabor. Animaros a hacerlo!!!. Os dejo la receta...

1/2 kg de costillas ibéricas de cerdo troceadas
1/2 kg de habitas frescas
1 diente de ajo
Media cebolla
Medio pimiento verde
2-3 tomates maduros
1 lata pequeña de pimiento rojo
Medio vaso de vino blanco
1/2 l de caldo de carne, pollo o de cocido
Arroz de grano redondo
1 ñora o pimiento choricero
Pimienta blanca
Azafrán en polvo
Aceite de oliva
Sal

Primero sacamos los granos de las vainas de las habas. Echamos en un bol con agua y reservamos. Troceamos toda la verdura menudita para rehogarla en aceite y hacer el sofrito. Reservaremos 2-3 tiras de pimiento rojo sin trocear que pondremos, lo primero de todo, en aceite de oliva junto a la ñora para que le de un buen sabor al aceite y al arroz. Cuando estén doradas las tiras de pimiento, se sacan y se guardan para decorar el arroz al final. Vamos añadiendo las verduras para que se hagan despacio sin que se quemen demasiado, de las más duras a las más tiernas. Primero el pimiento verde, la cebolla, el ajo, el  pimiento rojo y por último, el tomate que a mí me gusta añadirlo triturado de la batidora. Añadiremos las costillas previamente lavadas en agua fría y saltearemos junto al sofrito de verduras. Cuando estén sellada la carne, añadiremos el medio vaso de vino blanco y dejaremos unos minutos hasta que se evapore el alcohol. A continuación añadiremos las habitas y vertemos o bien caldo de carne, o de pollo o de cocido para que las costillas se guisen a fuego lento y se pongan tiernas.
Cuando la carne esté bien tierna, será el momento de salpimentar y añadir el azafrán y seguimos añadiendo caldo para cocer el arroz. Dejamos que hierva unos minutos para que se mezcle bien todo el conjunto. A continuación, echamos el arroz y dejamos que se guise a fuego medio, no muy fuerte. Yo, lo de las medidas de la taza de arroz y la de caldo que siempre se dice en las recetas, la verdad es que no lo controlo. Suelo echar dos "puñaos" de arroz por comensal y si veo que va corto de caldo, es el momento de añadir algo más. Rectificamos de sal si fuera necesario y dejar unos 20 minutos que se guise el arroz. Dejar los 5 minutos de reposo y listo. Un arroz delicioso. Buen provecho!



Comentarios