TARTA DE QUESO CON MERMELADA DE ARÁNDANOS 

Hoy toca una receta dulce pero no tiene demasiadas calorías en comparación con lo que hemos comido estas fiestas. El día amaneció lluvioso y gris y ¿qué mejor que endulzarlo para que nos sepa mejor, no creéis? Esta tarta es muy fácil de hacer aunque no tengáis mucha experiencia en la cocina y tiene una textura y un sabor que os encantará. Sólo os queda intentarlo...

25 o 30 galletas María
100 gr de mantequilla
150 gr de mermelada de arándanos
200 gr de arándanos (opcional)
40 gr de azúcar
250 gr de queso para untar
3 huevos
250 gr de queso mascarpone
1/2 cucharada de esencia de vainilla
40 gr de harina

Primero trituramos las galletas y mezclamos con la mantequilla derretida. Forramos un molde con papel sulfurizado y pondremos la base de galletas. Batimos el azúcar con los huevos, la esencia de vainilla y los quesos. Incorporamos la harina tamizada y mezclamos con movimientos envolventes con una espátula. Volcamos esta mezcla sobre la base de galletas. Horneamos a 180° al baño María aproximadamente unos 40-45 minutos. Reservamos dentro del horno con la puerta abierta una hora hasta que se enfríe por completo. Desmoldamos y decoramos con la mermelada de arándanos. Si queremos le podemos añadir también sobre toda la superficie arándanos frescos. Guardamos en el frigorífico hasta la hora de presentar a la mesa. Cómo veis, fácil y rápida. Buen provecho!



Comentarios