PASTEL DE QUESO ENVUELTO EN CHOCOLATE NEGRO

Este pastel es uno de estos "inventos" del que me siento orgullosa, por la mezcla de sabores, de textura y porque está buenísimo, la verdad. Es un pastel casi mágico, porque lo parece que va a ser un pastel de dos capas al ser dos masas distintas, se convierte en uno solo. El secreto es aumentar los grados de horneado a la mitad, lo que hace que la levadura de la masa de chocolate suba atrapando a la de queso dentro.  No es para nada difícil, se realiza como cualquier otro pastel o bizcocho aunque el resultado es sorprendente. No os puedo decir nada más que lo probéis, que seguro os encantará. Os dejo la receta...

Para el pastel de queso

250 gr de queso crema
80 gr de azúcar
2 huevos

Para el pastel de chocolate

60 gr de chocolate negro
220 gr de azúcar
180 gr de harina
180 gr de mantequilla
2 huevos
1 cucharada de levadura

Primero haremos el pastel de queso mezclando todos los ingredientes en un bol. Reservamos. Pasaremos ahora a hacer la masa de chocolate.Trocearemos el chocolate y lo derretimos junto la mantequilla cortada en daditos en el microondas. Reservamos. Batimos los huevos con el azúcar hasta que se haga una especie de crema. Le añadimos el chocolate derretido a la mezcla de huevos y azúcar, en un hilito, sin dejar de mezclar. Incorporamos la harina y la levadura tamizada y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes. Enharinamos y engrasamos un molde. Ponemos abajo la masa de chocolate y encima la de queso. Horneamos a 160º durante 20 minutos. Subiremos la temperatura a 180º y dejaremos otros 20 minutos más. Al subir la temperatura, hará que la levadura suba de manera que la masa de chocolate acabe atrapando a la de queso dentro.


Dejamos templar hasta desmoldar y dejaremos enfriar en una rejilla. Es bastante frágil para desmoldarlo, de hecho a mí se me rompió por un lado, así que tened cuidado al hacerlo. Quizás a primera vista no resulte muy apetitoso, pero cuando lo troceas y te lo llevas a la boca, se te olvida por completo que no te haya entrado por los ojos. Es un pastel húmedo, muy suave y la mezcla de sabores es espectacular. Buen provecho!





Comentarios