ENSALADA DE RÚCULA CON MELOCOTONES A LA PARRILLA, GORGONZOLA, NUECES Y REDUCCIÓN DE PX

Una ensalada es, en líneas generales, un plato frío con verduras mezcladas cortadas en trozos y aderezadas, fundamentalmente, con aceite de oliva, jugo de limón o vinagre y sal. Puede tomarse como plato único, antes o después del principal, e incluso como complemento.
La base de la mayoría de las ensaladas es la verdura de hoja verde, variedades de lechuga (romana, hoja de roble, iceberg) o hierbas de río (canónigos, berros o rúcula) o bien espinacas o acelgas en crudo. Suele mezclarse con más verduras como tomate, cebolla, zanahoria, pepino, y todas las que se quieran. También es habitual elementos de origen animal como huevo, quesos, pescado en conserva, jamón cocido, pollo asado o bacon frito. Igualmente tienen cabida la fruta fresca y los frutos secos.
Respecto a los aliños, lo tradicional es la vinagreta clásica de aceite, vinagre y sal. En la cocina francesa se afirma que para hacer una buena ensalada hace falta "ser ávaro para el vinagre, generoso con el aceite, moderado para la sal y un loco para darle vueltas". Otro aderezo frecuente es la mayonesa y sus derivados: salsa tártara, salsa rosa, de mostaza, etc..
En España cuando hablamos de ensalada nos referimos casi siempre a la mixta: lechuga, tomate, atún, puntas de espárragos, maíz, aceitunas y huevo duro con la vinagreta clásica.


Pero hay muchas más variedades que seguro que conocéis.
Ensalada campera, con patata cocida, tomate, huevo, atún y cebolla.


Ensalada César, creada por un restaurador italo-americano que vivía en San Diego. Consta de lechuga, pollo asado, parmesano, pan frito y aderezada con una salsa hecha con huevo, salsa inglesa, mostaza, pasta de anchoa, limón y un toque de jerez.


Ensalada china, con lechuga, algas, jamón cocido y aderezada con vinagre de arroz.

Ensalada de col, típica de EE.UU a base de col, cebolla y zanahoria picada en juliana y con salsa blanca, una especie de mayonesa de leche con ajo.


Ensalada griega, con tomate, pepino, cebolla, queso feta y las típicas aceitunas negras kalamatas.



Ensalada malagueña, con patata cocida, naranja, bacalao desalado, aceitunas verdes y perejil picado.


Ensalada Waldorf, a base de manzana, nueces, apio y mayonesa.



Ensalada de pimientos asados, magarzillo o zaragallada. Ensalada de tomate, pimientos asados cortados en tiras, atún y aceite y decorado con huevos cocidos.


Pipirrana, típica de La Mancha, Levante y Extremadura. Se añade atún y huevo cocido además de cebolla y pimiento verde.


Ensalada o moje murciano con tomate, cebolla, aceitunas negras, huevo duro, atún, aceite y pimiento morrón.


Quedarían muchas más, pero considero que estas son las más conocidas. A que no creíais que conociais tantas? Pues olvidaros de todas ellas porque la ensalada que os traigo no tiene nada que ver. Es una ensalada con fruta fresca pero asada que os gustará mucho. Me encanta usar en las ensaladas frutas de temporada, la mezcla de lo dulce con el ácido es una bomba de sabores en la boca. Os dejo la receta...

Rúcula
1 melocotón
Queso Gorgonzola
Nueces
300 ml de Pedro Ximenez
80 gr azúcar
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de manzana
Sal

Cepillamos la piel del melocotón y lo cortamos en medias lunas. Las untamos con un pincel con aceite y las marcamos en una parrilla o sartén. Aliñamos la rúcula con aceite, vinagre y sal. Reservamos.
Hacemos la reducción vertiendo en un cazo el vino con el azúcar, removiendo bien para que se disuelva. Dejamos cocer a fuego moderado hasta que haya reducido a la mitad y la textura sea parecida a la del caramelo.
Emplatamos con la rúcula aliñada como base. Sobre ella colocamos los melocotones, salpicamos con trocitos de Gorgonzola y de nueces. Decoramos con unos hilos dela reducción de PX. Lista y buenísima. Buen provecho!


Comentarios