CHUPITOS DE CEVICHE DE MANGO Y LANGOSTINOS

En Perú, el ceviche, seviche o sebiche es uno de los platos más conocido y valorado. Su fama internacional llega a casi todo el mundo y, ¿por qué no hacer que forme parte de nuestra mesa en estas fiestas en forma de aperitivo?
En el Antiguo Perú, la cultura moche preparaba este plato a base de pescado fresco que se cocinaba con el jugo fermentado de tumbo, una fruta de origen local. Debido a la procedencia marina de su principal ingrediente, algunas hipótesis lo sitúan en la gastronomía de los pueblos indigenas de las costas pacíficas de Sudamérica.


Con la presencia hispánica se añadieron como ingredientes la naranja agria y la cebolla. Las mujeres moriscas que llegaron con Pizarro reunieron el jugo de naranjas agrias, ají, pescado y algas locales derivando en un nuevo plato llamado sibeh que en árabe significa "comida ácida". A mediados del siglo XX, apareció en Lima una nueva forma de hacer ceviche cambiando la naranja por lima.
Los ingredientes básicos de un ceviche peruano son trozos de pescado, cebolla y jugo de lima. También puede llevar maíz y apio.


Derivados del ceviche son el "tiradito" en donde el pescado se corta en finas láminas y va sin cebolla; y la "leche de tigre" que es el líquido resultante de la preparación del ceviche. Se sirve mezclado con trozos de pescado y marisco.


El ceviche o te encanta o te repugna ya que el pescado va solo macerado con el jugo de la lima. A mí, personalmente, me gusta mucho y además es muy fácil de hacer. Os dejo la receta para que probeis y me contáis...

10 langostinos
1 mango
1 cebolla morada
El zumo de dos limas y una naranja
Cilantro
Aceite de oliva
Sal y pimienta negra molida

Pelamos los langostinos, quitamos el intestino (la hebra negra del lomo) y troceamos en dados. También troceamos el mango en dados del mismo tamaño. Cortamos la cebolla y dejamos en agua fría con sal 10 minutos. En un bol mezclamos los langostinos, el mango, la cebolla escurrida, los zumos, el cilantro picado, sal, pimienta y un chorrito de aceite. Removemos y dejamos una media hora mínimo en la nevera. Servimos en vasos de chupito y listo. Un aperitivo fresquito y original. Buen provecho!



Comentarios